Deutsche Tageszeitung - ¿Una nueva Cosa Nostra en Italia?

¿Una nueva Cosa Nostra en Italia?


¿Una nueva Cosa Nostra en Italia?
¿Una nueva Cosa Nostra en Italia? / Foto: © AFP

El arresto del padrino de la mafia siciliana Matteo Messina Denaro cierra una etapa de la historia violenta de Cosa Nostra, aunque muchos expertos estiman que es demasiado pronto para celebrar el fin de la poderosa organización criminal.

Textgröße ändern:

Nacida a finales del siglo XIX, Cosa Nostra, que significa "nuestra cosa", contaba con el poder de clanes familiares y la "omertá", el total silencio como demostración de lealtad.

Tras reinar casi un siglo en Sicilia gracias a la corrupción y el favoritismo, la obediencia y el secretismo, Cosa Nostra entró en guerra en los años 80 con el Estado italiano en un delirio de poder y muerte.

Pero esa guerra, desatada por el despiadado padrino Salvatore Toto Riina y apoyada por Matteo Messina Denaro, terminó por descabezarla y hacerle perder poder, inclusive en algunos de sus negocios más rentables, como el tráfico de droga.

Para Roberto Saviano, escritor y periodista napolitano especializado en la mafia, la organización siciliana "se debilitó durante los años del terror y perdió poder económico", explicó a AFP.

Los atentados mortales de 1992 contra los dos jueces emblema de la lucha contra la mafia, Giovanni Falcone y Paolo Borsellini, que habían logrado llevar a los tribunales a casi 500 mafiosos, marcaron un antes y un después para la poderosa organización criminal.

"Cosa Nostra, su estructura militar, está completamente desmontada. Hace 30 años se acabó y la captura el lunes de Messina Denaro es el certificado de que dejó de existir", aseguró el periodista Attilio Bolzoni, experto en mafia.

"La mafia que ponía bombas, la que aterrorizaba, ha sido derrotada. Murió", asegura.

- El fin de una época -

Con el fin de la leyenda terrorífica, con la captura el lunes del último padrino de Cosa Nostra, un hombre enfermo de cáncer y desarmado, Cosa Nostra dejó de contar con un capo supremo, que se presentaba como uno capaz de asesinar con sus propias manos a sus enemigos.

"Messina Denaro fue un punto de referencia para Cosa Nostra y fue el puente para pasar de la estrategia terrorista a la invisibilidad", explicó a AFP Antonio Balsamo, presidente del Tribunal de Palermo.

"Deja un importante vacío. Pero no debemos cometer el error de subestimar a la mafia siciliana. Incluso después de la detención de Riina, hace treinta años, Cosa Nostra logró organizarse", advierte.

"Esta captura debe ser entendida como el punto de partida hacia una nueva fase, con el compromiso coral del Estado contra la mafia", sostiene.

Una batalla cada vez más difícil, ya que en los últimos años, la mafia siciliana, así como las demás mafias del país, han dado prioridad a los negocios, se han infiltrado en los sectores financieros y económicos, según el informe del año 2021 de la división antimafia (DIA) de la policía italiana.

Aunque Cosa Nostra es considerada la mafia más conocida en todo el mundo, es la 'Ndrangheta, la mafia de Calabria (sur), la más temida y poderosa, ya que está presente en todos los continentes, desde América Latina hasta Australia, gracias al narcotráfico.

El Estado italiano ha respondido a esa nueva fase con incautaciones récord: más de 150 millones de euros (casi lo mismo en dólares) sólo en el segundo semestre de 2021, según la DIA y la idea de Messina Denaro tras las rejas en una cárcel de alta seguridad representa el fin de toda una época.

(U.Kabuchyn--DTZ)