Deutsche Tageszeitung - Rusia dice que está "fortificando" la península anexionada de Crimea

Rusia dice que está "fortificando" la península anexionada de Crimea


Rusia dice que está
Rusia dice que está "fortificando" la península anexionada de Crimea / Foto: © AFP

Rusia anunció el viernes que está realizando trabajos para fortificar la península anexionada de Crimea, tras el repliegue de sus soldados en la región ucraniana vecina de Jersón, frente a la contraofensiva de Ucrania.

Textgröße ändern:

"Se están llevando a cabo trabajos de fortificación, bajo mi control, en el territorio de Crimea, con el fin de garantizar la seguridad de los crimeos", declaró Serguéi Aksionov, el gobernador colocado por Moscú tras la anexión de esta península ucraniana en 2014.

Sin embargo, subrayó que la seguridad de Crimea pasa "principalmente por medidas que deben aplicarse en el territorio de la región de Jersón", en el sur de Ucrania, adyacente a la península.

Este anuncio se produce luego de que las fuerzas rusas llevaron a cabo la semana pasada una humillante retirada en la región de Jersón, después de no lograr contener un contraataque de los soldados ucranianos, armados por los países occidentales.

La retirada de los militares rusos, que abandonaron la capital regional homónima de Jersón, permitió a las fuerzas de Kiev acercar sus equipos a Crimea, que ya ha sido blanco de varios ataques en los últimos meses.

En octubre, el puente de Crimea, que une la península con el territorio ruso, había sido parcialmente destruido en un ataque atribuido a Ucrania por Moscú, que mencionó un camión bomba.

También hubo otros ataques en esta península, contra la flota rusa en Sebastopol y contra varias infraestructuras militares rusas, de los que se acusa a Ucrania.

Desde su anexión en 2014, Rusia considera que Crimea forma parte de su territorio, una pretensión que no es reconocida por la comunidad internacional.

Ucrania afirma que quiere recuperar la península.

- Línea de tren Kiev-Jersón -

Desde la retirada de las tropas rusas de Jersón hace una semana, Kiev denuncia las "atrocidades", incluidos numerosos casos de tortura, cometidas por el ejército ruso durante sus ochos meses de ocupación.

Según el subjefe de la presidencia ucraniana, Kyrylo Tymoshenko, que visitó la región, "los rusos no sólo mataron, minaron, sino que también robaron en nuestras ciudades", denunció.

"¡No queda nada!", añadió.

La empresa ucraniana de ferrocarriles anunció el viernes la reapertura de la línea de tren entre la capital Kiev y esta estratégica ciudad del sur del país.

"El primer viaje se realizará hoy (viernes) a las 22H14 (20H14 GMT) desde la capital, y llegará mañana alrededor de las 09H00 (07H00 GMT) a Jersón", dijo en Facebook un funcionario local, Serguéi Khlan, precisando que "unos 200 pasajeros (...) viajarán a bordo" del tren.

La reapertura de la línea es simbólica por el momento, ya que aún no se han puesto a la venta los billetes para los próximos días.

"De momento será un solo tren. Luego veremos si se convierte en una línea regular" en la red ferroviaria ucraniana, dijo a la AFP una portavoz de la compañía de ferrocarriles.

- Cortes de luz -

Desde octubre, Rusia lleva a cabo repetidos bombardeos contra infraestructuras energéticas de Ucrania, dejando sin electricidad y agua a muchos pueblos y ciudades del país.

"Más de diez millones de ucranianos están sin electricidad", afirmó el jueves el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski.

Los últimos ataques, que tuvieron lugar el jueves, coinciden con las primeras nevadas, y las autoridades en Kiev advirtieron de días "difíciles" por delante.

El ministerio de Defensa ruso dijo que los ataques estuvieron dirigidos a infraestructuras militares y energéticas, y que todos los objetivos habían sido destruidos.

Entre ellos se encontraban, según el ministerio, una planta de fabricación de misiles y un depósito de armas "suministrado por países occidentales".

El ejército ruso afirmó haber conquistado la ciudad de Opytne, en la región de Donetsk, en el este de Ucrania.

El número de muertos por un bombardeo ruso el jueves sobre la ciudad de Vilniansk, en la región de Zaporiyia (centro-este), pasó de siete a diez, entre ellos dos niños, según la fiscalía ucraniana.

(P.Vasilyevsky--DTZ)