Deutsche Tageszeitung - La justicia española archiva una segunda querella contra el líder del Polisario

La justicia española archiva una segunda querella contra el líder del Polisario


La justicia española archiva una segunda querella contra el líder del Polisario
La justicia española archiva una segunda querella contra el líder del Polisario / Foto: © AFP

Una querella por presunta tortura presentada en España contra el jefe de los independentistas saharauis del Frente Polisario, Brahim Ghali, fue archivada a falta de pruebas, anunció este martes un tribunal en Madrid.

Textgröße ändern:

La denuncia judicial fue presentada por Fadel Breika, un disidente del Polisario naturalizado español, que acusaba a Ghali y otras personas de torturas que habría sufrido en campos de refugiados saharauis en Tinduf, en el oeste de Argelia.

El juez de la Audiencia Nacional a cargo de la causa decretó "la conclusión de sumario sin procesamiento", indicó en un comunicado esta alta jurisdicción en la capital española.

A juicio del magistrado, no pudieron hallarse "indicios racionales" que permitieran establecer que Brahim Ghali "ordenara o participara en orden a menoscabar la integridad del querellante (torturas) al no existir testimonio directo u otra diligencia que lo confirmara", señaló el comunicado.

Ghali, enemigo jurado de Marruecos, fue acogido por España en abril de 2021 para tratarse del covid, un hecho que desató una tormenta diplomática entre Madrid y Rabat, cuyo momento más álgido se vivió en mayo de 2021, cuando más de 10.000 migrantes entraron al enclave español de Ceuta aprovechando una relajación de los controles por las autoridades marroquíes.

Durante su estadía en España, el jefe del Polisario declaró ante la justicia por dos querellas: la de Fadel Breika y otra donde era acusado de genocidio, que fue archivada en octubre de 2021 por la prescripción de los presuntos hechos.

Tras declarar, la justicia le permitió a Ghali salir de España y regresar a Argelia, principal aliado del Frente Polisario.

El enfrentamiento diplomático entre Madrid y Rabat finalizó en marzo pasado, cuando España dio un giro abrupto en su política y abandonó la tradicional neutralidad para alinearse con la posición marroquí en el conflicto del Sáhara Occidental, que opone a Rabat y al Frente Polisario desde hace décadas.

(P.Tomczyk--DTZ)