Deutsche Tageszeitung - Las grandes selecciones comienzan a aterrizar en Catar

Las grandes selecciones comienzan a aterrizar en Catar


Las grandes selecciones comienzan a aterrizar en Catar
Las grandes selecciones comienzan a aterrizar en Catar / Foto: © AFP

A cinco días del inicio del Mundial-2022, el domingo, se mantiene la duda sobre si las polémicas resistirán a la llegada a Catar, a partir del martes, de las principales potencias del fútbol, muchas de ellas europeas, como Inglaterra, Países Bajos o incluso Dinamarca.

Textgröße ändern:

Con apenas unos días para preparar su primer partido, las 32 selecciones tendrán poco tiempo para aclimatarse al calor o a sus condiciones temporales de vida en el desierto catarí.

Y en el tenso contexto extradeportivo de este Mundial, ya sea en torno a los derechos humanos, a las discriminaciones hacia las personas LGBTQ+ o por temas medioambientales, cada toma de posición o cada acción serán escrutadas.

¿Cuál será, por ejemplo, la actitud de los daneses en su primer entrenamiento, después de que el jueves pasado vieran cómo la FIFA les prohibía lucir una camiseta a favor de los derechos humanos en sus sesiones de preparación?

- Los 'Aussies' cierran el debate -

Cierto es que anunciaron que se plegarían a las consignas de la FIFA respecto a la indumentaria. ¿Pero aludirán al asunto una vez tengan los pies sobre suelo de Catar? ¿O harán como los australianos, que indicaron el lunes a su llegada que no evocarán más ese tema, unos días después de la publicación de un video que tuvo un amplio eco?

El 27 de octubre, en efecto, los australianos habían difundido un video en el que criticaban abiertamente a Catar por el no respeto de los derechos humanos.

El lunes, en su primera conferencia de prensa en Doha, aludieron brevemente al tema... para cerrarlo.

"Lo que dijimos en ese video está dicho, lo que debía ser escuchado fue escuchado, y ahora, con toda franqueza, nosotros nos ocupamos sólo de fútbol, realmente no hablamos más de todo eso", explicó el delantero Mitchell Duke desde el campo base de los 'Socceroos'.

Países Bajos e Inglaterra, por su parte, se encontrarán el jueves con los trabajadores migrantes que participaron en la construcción de infraestructuras de este Mundial, en el marco de un programa orquestado por la FIFA y por Catar.

El país organizador y la Federación Internacional de Fútbol han previsto actividades "sociales" para permitir a los voluntarios, a los trabajadores o a jugadores y jugadoras aficionados compartir una hora junto a las estrellas del Mundial.

Otra selección que arribará al Golfo el martes es Ecuador. Los sudamericanos, que hicieron una parada en España el pasado fin de semana para afinar su preparación, deberán aclimatarse rápido ya que se enfrentarán al país anfitrión en el partido que abrirá el telón del Mundial el domingo (19h00 locales, 16h00 GMT).

Las polémicas podrían también venir del cielo. Alemania despegó desde Fráncfort el lunes rumbo a Catar a bordo de un avión Lufthansa que mostraba un mensaje en favor de la diversidad.

La compañía alemana pintó el lema 'Diversity wins' (la diversidad gana) sobre el fuselaje de la aeronave, todo un mensaje directo al país organizador del Mundial, criticado desde su designación por los defensores de los derechos humanos y del medioambiente.

- La campeona del mundo se prepara -

Por su parte, la campeona del mundo Francia pasará el martes su último día en casa, en sus instalaciones de Clairefontaine, antes de poner rumbo a Doha el miércoles, donde dispondrá de cinco días para preparar su entrada en liza en la competición el martes contra Australia.

Los 'Bleus' aprovecharán la jornada para posar para la posteridad con la famosa foto oficial. Y realizarán también una última sesión de entrenamiento en casa antes del viaje en busca de revalidar el título, que se presenta aún más complicada con la baja de Presnel Kimpembe el lunes, uno de los líderes de los 'Tricolores', sustituido por el jugador del Mónaco Axel Disasi.

La llegada por sorpresa del delantero Marcus Thuram, 26º y último seleccionado, refuerza aún más una línea de ataque temible.

(P.Vasilyevsky--DTZ)